A la Universidad en bicicleta
LEER MÁS
Salud conectada
LEER MÁS
Un paso adelante en matemática
LEER MÁS
Puentes de cooperación con China
LEER MÁS
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • A la Universidad en bicicleta
  • Salud conectada
  • Un paso adelante en matemática
  • Puentes de cooperación con China

Eventos

Día Mundial de la Propiedad Intelectual
26 Abr
12:00AM
Liderado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelec...
Jornada: Techy por el día
26 Abr
12:00AM
Empresas del sector TIC abren sus puertas a chicas, adolesce...
Presentación de resultados de proyecto sobre nuevos hormigones
26 Abr
08:30AM - 11:00PM
El evento es gratuito, pero requiere inscribirse aquí. Fech...

Calendario

Abril 2018
D L M X J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30
0
0
0
s2sdefault

“Cuando llegamos a Tacuarembó, en la UTU nos recibieron con una fiesta”, contó Natalia Sánchez. Ella es una de los once integrantes del Club de Ciencias de la UTU de Construcción de Tacuarembó, que fue premiado por la FJR en la 31ª Feria Nacional de Clubes de Ciencia. 

Su proyecto consiste en crear un ladrillo a partir de deshechos cotidianos que permita disminuir los costos en la construcción de viviendas. “La idea surgió a raíz de que en Tacuarembó se están creando varios barrios de casas precarias. Como en la UTU estudiamos las propiedades de los materiales de construcción, se nos ocurrió generar un nuevo ladrillo que sea económico y que ofrezca mejores propiedades que los actuales”, explicó Sabrina Pirez, otra de las integrantes del equipo.

Con ese objetivo en mente y la orientación de los docentes Edgardo Velazco y Suani Ferreira, los jóvenes trabajaron durante todo el año en la creación de diversos ladrillos, a partir de materiales como papel, plástico, espuma plast, yerba, ceniza y carbón. “A cada pieza construida la sometimos a diversas pruebas, a partir de las cuales concluimos que el ladrillo construido a partir de papel y portland es el más resistente, soportando entre 9 y 12 toneladas”, señaló Natalia.

Para avalar la conclusión, el equipo envió los ladrillos a la Facultad de Ingeniería, donde actualmente les están haciendo pruebas de compresión, dilatación y absorción, entre otras.

“Con esos resultados, sabremos si el ladrillo está listo o si tenemos que seguir trabajando en su mejora. Si no tiene ningún problema, la idea es formar una cooperativa para comenzar a trabajar en su producción”, dijo Sabrina con entusiasmo. El equipo ya ha mantenido reuniones con representantes de la Intendencia de Tacuarembó, quienes les ofrecieron apoyo.

“El premio fue lo máximo”

“Fuimos a la Feria con un poco de miedo y con muchas ganas de mostrar nuestro trabajo. Nos visitó muchísima gente que valoró lo que hicimos, lo que nos dejó super contentas. Recibir el premio de la FJR fue lo máximo; aún no podemos creer que vayamos a participar en una muestra donde se exponen proyectos de la Facultad”, indicó Natalia.

“Trabajar en este proyecto es muy emocionante porque está vinculado a lo que me gusta, en unos años planeo estudiar Arquitectura, y porque innovar en las técnicas de construcción me parece muy importante. Ya estamos pensando en qué vamos a presentar en Ingeniería deMuestra 2018 y aunque se vengan las vacaciones, vamos a seguir trabajando porque estamos muy entusiasmados”, concluyó Sabrina.

"Ciencia de túnica y moña": Accedé a más información sobre el premio otorgado por la FJR en la Feria Nacional de Clubes de Ciencia.