Videos FJR
enlaces.fing
enlaces digital
Suscribirme a las noticias de la FJR

Twitter

Transferencia Tecnológica Universidad – Sector Productivo

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República y su Fundación Julio Ricaldoni realizaron, el pasado martes 12 de abril, el evento Transferencia Tecnológica Universidad – Sector Productivo, en el cual se presentaron dos desarrollos de ingeniería aplicados a resolver problemas nacionales que generan ingresos a la Universidad de la República por concepto de derechos sobre la propiedad intelectual.


En primer lugar, se expuso el diseño de un equipo electrónico para registrar y transmitir datos meteorológicos, desarrollado en el Instituto de Ingeniería Eléctrica. El mismo transmite la información en forma inalámbrica a través de la red celular. La Facultad de Ingeniería transfirió esta tecnología a la empresa uruguaya BitOnBit, la cual ganó una licitación del Programa de Energía Eólica compitiendo de igual a igual con empresas internacionales especializadas en esta rama.

A continuación, se explicó el caso de la patente de bio-reactores registrada por el Departamento de Ingeniería de Reactores del Instituto de Ingeniería Química. Se trata de un sistema innovador de tratamiento de los efluentes de la industria láctea que no consume energía y que genera biogás. El mismo está siendo construido actualmente por empresas nacionales.

Trabajar en red para tener un mejor país
 

12 Héctor Cancela

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el evento, el decano de la Facultad de Ingeniería y presidente de la Fundación Julio Ricaldoni, Héctor Cancela, se mostró orgulloso por estos ejemplos de transferencia tecnológica y resaltó la importancia de prestar atención a las áreas que el país necesita para aportar conocimiento en ellas.

También destacó el compromiso de la Facultad de Ingeniería para seguir trabajando en red con todos los actores de la sociedad uruguaya con el objetivo de tener un mejor país.

“Parte del festejo es que hoy estamos presentando dos desarrollos que han dado lugar a propiedad intelectual. Ha habido mucha transferencia tecnológica pero en otras modalidades y lo que estamos haciendo es inaugurando esta nueva”, señaló Cancela.

“Nuestra institución está abierta a trabajar con el medio. Realizamos actividades múltiples como asesoramientos puntuales o convenios para desarrollar una innovación, que pueden ser a largo plazo y en sectores estratégicos. Estas incluyen la participación de estudiantes, docentes y también de las contrapartes porque la investigación no se hace unilateralmente sino que requiere un trabajo conjunto con quien luego va a tener que utilizar los resultados de la innovación”.

Para Cancela, la formación de recursos humanos junto a la visión de planes estratégicos y áreas de oportunidad son las claves para el desarrollo del país. “Esto significa formar futuros profesionales, que los docentes de la Facultad se sigan formando y también las contrapartes que trabajan en las empresas. Se debe pensar en una educación de por vida que vuelque el conocimiento a la sociedad".

En cuanto al rol de la Fundación Julio Ricaldoni, aseguró que todos están “muy contentos” con la actividad que ésta ha tendido ya que ha permitido generar nuevos modos de relacionamiento. “La Fundación ha realizado un trabajo de fomento al emprendedurismo, ha permitido la creación de empresas por parte de estudiantes o egresados y ha apoyado en general a muchas pymes que han buscado en la Facultad el recurso tecnológico, el conocimiento que necesitaban para mejorar sus productos o agregar valor a los mismos”, concluyó Cancela.


Tener perseverancia para ver los frutos de la ciencia y la tecnología

 

Por su parte, la subsecretaria de Educación y Cultura, María Simon, dijo que los frutos de la investigación en ciencia y tecnología "no se ven al otro día".

“A veces llevan decenas de años. Yo diría que no menos de diez. Ningún problema realmente importante se soluciona sólo con dinero. Hay que tener perseverancia, recursos, más que nada humanos, que se crean fundamentalmente por la educación temprana y la investigación".

La ex decana de Ingeniería enfatizó además el rol de vinculación tecnológica entre la Universidad y el sector productivo que cumple la Fundación Julio Ricaldoni desde 2003. "En este puente (el de la vinculación tecnológica) estamos trabajando desde hace al menos 25 años y esta Fundación ha resultado un elemento innovador e idóneo. Así como se innova en ciencia y tecnología, a veces se debe innovar también en institucionalidad".

Simón señaló que las universidades tienen que trabajar con el medio. “Los desarrollos no se pueden hacer sólo dentro de un laboratorio. Un sistema académico que no se vincula no sólo no responde a una necesidad sino que no se enriquece todo lo que se puede enriquecer en conocimiento”.

La Viceministra manifestó que Uruguay atraviesa “un montón de problemas positivos”, entre ellos, el crecimiento económico que genera una gran necesidad de profesionales –especialmente de ingenieros– y técnicos que supera ampliamente la cantidad existente. “Esos son desafíos de los buenos en los que vale la pena invertir todos juntos: Universidad, Estado, sector privado y sociedad en general”.

Desarrollar tecnología nacional para transformar al Uruguay

Luego de la disertación de Simon, fue el turno del ministro de Industria, Energía y Minería, Roberto Kreimerman, quien señaló que el país creció un 8,5% en 2010 y para este año se prevé un 6%.

demás, reveló que la industria en los dos primeros meses del presente año se incrementó un 7,7%. 16 sectores crecieron, sobre todo aquellos nuevos para el país, como el químico, el farmacéutico y el automotriz. “Estoy contento porque tener nuevos sectores implica una mayor diversificación y esto está correlacionado con una mejor calidad de vida”, afirmó el Ministro.

Luego, recalcó que la inversión, que durante años constituyó el 10% del PBI de Uruguay, actualmente representa el 20%. “Esto implica que además del cambio cuantitativo está empezando a tener un cambio cualitativo: la transformación del sistema productivo, del educativo y, en definitiva, de la sociedad”.

Kreimerman dijo que los dos ejemplos presentados en el evento son “muy valiosos” ya que constituyen desarrollos generados dentro del país donde se logra saltar la etapa más difícil: la de transferencia tecnológica. "Se trata de que esa comunicación entre las partes sea fructífera no sólo para sustituir importaciones, sino también para crear la tecnología propia que algún día podremos exportar".

Señaló también que para que el país se transforme, se deben seguir estrategias industriales, energéticas, científicas y tecnológicas. Explicó que la base de la política industrial moderna debe estar compuesta por políticas activas de promoción (bancos de desarrollo, subsidios a la innovación), de información (intercambio entre el sector público y privado para saber hacia dónde se dirigen el país y el mundo) y de coordinación, además de la diversificación en materia de energía y sectores productivos.

“Estoy contento porque este evento tiene que ver con esto: con la fortaleza de crear productos para la cadena de valor existente y para aquellas que el país no tiene pero que puede tener en el ámbito regional e internacional. Ojalá que los dos buenos ejemplos que hoy son parte de esta reunión sean algo muy normal en un futuro muy próximo para nuestro país”.Que estas anécdotas aisladas se conviertan en una tendencia
 

El rector de la Universidad de la República, Rodrigo Arocena, elogió a los implicados en los desarrollos en ingeniería y dijo que se apunta a que “estas anécdotas aisladas se conviertan en una tendencia sistemática de uso de la capacidad nacional ".

“Cuando dan nuevos frutos los largos esfuerzos para relacionar el sector productivo con la Universidad, es preciso reconocer a quienes lo mantuvieron en tiempos menos fáciles. Sobre todo a los equipos universitarios que aunque no soplaban buenos tiempos, sabían hacia donde tenía que ir el país y apuntaban la proa hacia allí. Es esa la tradición que esta Facultad y la Universidad hoy pueden decir que es su cimiento para estos nuevos avances”, reveló.

El Rector mencionó también que Uruguay está teniendo política industrial, lo cual “es un cambio mayor en la historia reciente del país ya que apunta a utilizar mejor la capacidad nacional” y destacó la importancia de que el Ministerio de Industria, la Cámara de Industrias del Uruguay y la Universidad de la República estén realizando un gran proyecto conjunto de detección de la demanda productiva de alto nivel.

Además, se refirió al lugar que ocupa la Universidad en un sistema nacional de investigación. “Estamos superando trabas y carencias de los cuales somos los primeros críticos. En el fondo, construir un sistema nacional de investigación orientado al desarrollo humano y sustentable del país es sobre todo articular y mejorar la coordinación del gran potencial de investigación e innovación que tiene el Uruguay”.

“Por un lado, tenemos herramientas específicas, como el nuevo programa de la Universidad de investigación e innovación orientado a la inclusión social; por el otro, tenemos una obligación sin la cual no somos Universidad que es fomentar la creación en todas las áreas del conocimiento y de la cultura. Todo llega a ser aplicado, útil, todo el conocimiento y la cultura es parte del desarrollo integral y eso lo tenemos que impulsar”, resaltó Arocena.

Finalmente, felicitó a los protagonistas de los desarrollos, sobre todo a los jóvenes estudiantes, docentes y profesionales. “En ellos vive la gran tradición de esta Facultad al servicio de la construcción de un nuevo país, algo con la que soñamos durante tanto tiempo y ahora está”.
 

 

 

No deje de ver