Hay cuatro emprendimientos que hoy están próximo a terminar la construcción de su prototipo gracias a la convocatoria “Desarrollo de prototipos 2013” de Fundación Julio Ricaldoni. Te contamos en qué etapa se encuentran dos de ellos: Wi Source –un dispositivo que permitirá cargar celulares de forma inalámbrica- y una nueva tecnología aplicada a la cocción de carnes. 

A través de su Programa de Fomento al Emprendedorismo (ProFE), la Fundación Julio Ricaldoni apoya a emprendedores de base tecnológica que quieran convertir sus sueños en realidad. Durante el año 2013, el Programa apoyó a cuatro proyectos (dos vinculados a la alimentación, uno a las telecomunicaciones y uno a la construcción), cuyos responsables recibieron el acompañamiento de un tutor técnico y un subsidio económico para el desarrollo o validación de un prototipo o ensayo.

Después de un año de trabajo, la FJR contactó a dos de ellos para saber en qué etapas se encuentran y qué metas tienen por delante. El ProFE –que se desarrolla en el marco de Emprenur, la Red de Emprendedurismo de la UdelaR- lanzará una nueva convocatoria a mediados de este año.

Wi Source

¿A quién no le ha pasado quedarse sin batería en el celular justo cuando esperaba una llamada importante? Para evitar estos incómodos momentos, Mercedes Mato y Martín Ardao -estudiantes de Ingeniería Eléctrica de FING- trabajan desde hace un año en la construcción de Wi-Source: un cargador inalámbrico de terminales móviles.

Con este transmisor de energía–que podría estar instalado en bares, cafés, oficinas, aeropuertos y cualquier otro espacio público-, ya no será necesario transportar cables ni adaptadores para cargar la batería: bastará con poner el celular encima del dispositivo. “Aparatos como Wi-Source ya existen en otras partes del mundo (Estados Unidos y Europa, por ejemplo), pero aún no en Uruguay ni en la región, lo que supone un interesante nicho de mercado”, explicó Mercedes Mato a la FJR.

Los jóvenes trabajan en la construcción de su prototipo a partir de piezas adquiridas en el extranjero. “En enero recibimos de Estados Unidos el chip que posibilita cargar celulares y tabletas; en febrero empezamos con el diseño del transmisor y esperamos tenerlo listo para fines de abril”, señaló Mato. Luego de evaluar los costos del prototipo y qué tan viable resulta su construcción, los emprendedores contemplan comenzar a ofrecerlo a las empresas del mercado local.

Nuevas tecnologías aplicadas a la cocción de carnes

A mediados de marzo quedó instalado el equipo con el que los emprendedores Sylvia Schenck (ingeniera química y de alimentos), Ignacio Reborati (estudiante de ingeniería de alimentos) y Antonio Serrentino (estudiante de ingeniería química) pretenden evaluar nuevas técnicas de cocción para la producción de platos a base de carne. El objetivo es agregarle valor a las carnes nacionales y ofrecer al consumidor un producto pronto para consumir.

Los jóvenes comenzaron a trabajar en su proyecto en marzo de 2014. Si bien en un principio habían evaluado comprar el equipo de cocción, la tutoría de Anabel Martín –docente del Instituto de Ingeniería Química- los persuadió de construirlo ellos mismos, lo que en palabras de Schenck, constituyó “la verdadera riqueza ingenieril del proyecto”.

De aquí al mes de mayo, los emprendedores prevén realizar ensayos con distintos cortes de carne (para medir la sensibilidad del producto frente a variaciones de temperatura y tiempo) y estudios de consumidor para recabar ideas de mejora. En tanto, una vez concluido el programa ProFE y teniendo el prototipo ya validado, plantean presentarse a una convocatoria de ANII, con el objetivo de evaluar y reforzar su idea de negocio.

Foto principal de la nota: Dispositivo Wi- Source: celular conectado al transmisor cargando batería.

Foto secundaria de la nota: Los emprendedores que trabajan en las nuevas tecnologías aplicadas a la cocción de carnes: Sylvia Schenck, Ignacio Reborati y Antonio Serrentino

0
0
0
s2smodern