0
0
0
s2sdefault

Gustavo Guimerans, docente de la Facultad de Ingeniería y gerente del Centro de Ensayos de Software, participó en una misión oficial a China que fue encabezada por la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse. “Logramos tender y reforzar puentes de cooperación, tanto con las empresas chinas como entre las uruguayas”, dijo. 

El viaje se realizó durante la primera semana de febrero en el marco de los 30 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Uruguay y el país asiático. Su objetivo fue promover la cooperación en tecnologías de la información y la comunicación (TIC), así como captar inversiones en el sector. Además de autoridades nacionales, la comitiva estuvo integrada por representantes de 25 empresas del área.

La visita a grandes empresas tecnológicas -como Huawei, DJI, ZTE y Makeblock-, y una reunión con el ministro de Industria y Tecnologías de la Información chino, Miao Wei, fueron parte de la agenda oficial de la comitiva, que incluyó actividades en la ciudad de Shenzhen y en la capital china, Beijing. Además, Guimerans mantuvo reuniones con los representantes diplomáticos de Uruguay en China y visitó la Universidad de Beijing, que tiene un acuerdo de cooperación con la Udelar.

“China le compra soja y carne a Uruguay, pero son ellos los que le venden tecnología a nuestro país. Desde la embajada se mostraron muy entusiasmados en intentar cambiar la ecuación y generar oportunidades para el software uruguayo en aquel país”, señaló el docente.

Vínculos a seguir reforzando

Para Guimerans los vínculos tendidos fueron el principal logro del viaje. “Además de los contactos que entablamos con las empresas chinas, tuvimos diversas oportunidades de intercambiar con los colegas uruguayos, y percibí que hay muchas ganas de cooperar”. Pyxis, Código del Sur y Tryolabs, fueron algunas empresas con las que se pudieron visualizar nuevas posibilidades de trabajo conjunto.

A nivel de vínculos con las empresas chinas, el representante de Fing resaltó la visita a ZTE, con la que el CES -un emprendimiento conjunto entre la Facultad, a través de la FJR, y la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI)- trabajó en 2012. “En aquella oportunidad, probamos un sistema de ZTE que se proponía para dar soporte a parte de la operativa del sistema de emergencia del 911 y le planteamos varias mejoras. En esta visita vimos software está mucho más avanzado que el que tenían entonces”, manifestó.

Alto nivel del software uruguayo

“La potencia que tienen en tecnología y la cantidad de gente que trabaja en el área, son los dos aspectos que más me llamaron la atención de China. Si en Uruguay queremos construir un dispositivo nuevo, tenemos que pensar de dónde vamos a importar las piezas. Ahí tienen mercados gigantes de tecnología en los que conseguís desde el producto terminado hasta tornillos, transistores y todo lo que precises”, dijo.

“Aunque nuestro país tiene buenas capacidades de trabajo en hardware, es muy difícil competir con China a la hora de producir a gran escala. Sin embargo, los ingenieros uruguayos pueden competir, particularmente en lo que refiere a producción de software. Estamos bien formados y competimos bien a la hora de poner pienso a las soluciones informáticas”, concluyó Guimerans.