0
0
0
s2sdefault

El uso de la bicicleta es cada vez más frecuente en Montevideo y en muchas ciudades uruguayas. Los motivos son diversos: ahorrar dinero, realizar actividad física, acortar el tiempo de traslado o cuidar el medio ambiente. En el marco del Día Internacional de la Bicicleta, que se celebra el 19 de abril, nos preguntamos ¿Cómo se vive este fenómeno en el colectivo Universitario?

En 2017 estacionaron más de 36 mil bicicletas en el bicicletario de Facultad de Ingeniería, esto significa que unas 160 personas por día hábil accedieron pedaleando a esta casa de estudios. Durante el último lustro el crecimiento fue de 57%, pero las cifras no han dejado de aumentar desde su inauguración en 2004.

La importación de bicicletas pasó de 19.265 en 2003 a 152.006 en 2015, según datos aportados por la Unidad Nacional de Seguridad Vial (UNASEV). En ese marco, en la Universidad de la República (Udelar) surgió el programa Unibici, que apunta a promover el uso de la bici entre los universitarios de todo el país para el traslado hacia y entre los locales universitarios y motivar la inclusión gradual del tema de la movilidad en la investigación y extensión universitarias.

“Si en la Udelar se genera el 80% de la investigación y otro porcentaje importante del conocimiento, el mayor aporte que podemos hacer es generar masa crítica”, dijo Adrián Santos, uno de los voceros de Unibici. Sin contar a las universidades privadas, cada año se crean al menos 50 trabajos académicos relacionados con este medio de transporte y al menos en 13 servicios universitarios de la Udelar ya se han desarrollado trabajos relacionados con los usos de las bicis.

“Promovemos y generamos sinergia entre gente que está haciendo trabajos”, explicó Santos. “Difundimos y convocamos. Le decimos a los estudiantes que si tienen que hacer un trabajo en el marco de sus estudios curriculares, por qué no hacerlo sobre el tema de la movilidad en bici”. En ese marco, Unibici difunde las encuestas o necesidades de los estudiantes en su sitio de internet y en sus redes sociales, mientras que en las jornadas de intercambio académico “Bicicleta y Universidad” los estudiantes exponen sus trabajos y proyectos.

Otro de los objetivos del programa es contribuir a las políticas públicas de movilidad en todo el país a partir del desarrollo de ideas y prácticas que promuevan el uso de la bicicleta, con lo que se busca favorecer una convivencia saludable entre diversos medios de transporte. En ese marco, ha participado en actividades con el Departamento de Movilidad y la Pro Secretaría de la Intendencia de Montevideo, así como con la Intendencia de San José y UNASEV. Además ha asesorado a diversos organismos públicos sobre la instalación de bicicletarios en sus sedes.

Unibici fue aprobado por el Consejo Directivo de Gestión Administrativa de la Udelar, trabaja de manera coordinada con la Red Temática de Medio Ambiente y se involucra en las tres funciones universitarias: enseñanza, extensión e investigación.

Automatización de bicicletarios

Gonzalo Ávila, Gabriel Amaral y Pedro Cremona trabajan en una propuesta para automatizar el ingreso y egreso al bicicletario de Fing, en el marco de su proyecto de grado de Ingeniería en Computación. “Se busca facilitar la operativa de estacionamiento y retiro de bicis, y recopilar datos sobre las interacciones que se dan en el bicicletario, los que pueden servir a la toma de decisiones. Para eso trabajamos con una tecnología vinculada al internet de las cosas”, dijo Ávila.

En la actualidad, el ciclista que llega al bicicletario de Fing debe presentar su CI y completar sus datos en una planilla, momento en el que recibe una identificación que debe ponerle a su vehículo antes de estacionarlo en un lugar libre, una dinámica que se repite invertida a la hora del retiro.

“Con este sistema, el usuario deberá registrarse una única vez en una página web, ingresando el número de su tarjeta STM, con lo cual quedará habilitado para usar el bicicletario. En el lugar, deberá presentar su tarjeta STM ante una máquina receptora que le asignará el número de una estación donde deberá dejar la bici. Ese lugar tendrá trancas para asegurar el vehículo y sensores que serán capaces de detectar forcejeos y de alertar al administrador del lugar por mensaje de texto”, explicó.

El desarrollo es altamente escalable en sus funcionalidades, por lo que en el futuro se le podrían agregar más sensores para complementar la plataforma.

Bicicleta y Salud

Un equipo de estudiantes de medicina compuesto por Andrea Cairus, Eugenia Choca, Guillermo Fontes, David Pereyra, Vanina Silva, con la orientación de la docente Jacqueline Ponzo, realizó un estudio sobre el uso de la bicicleta por parte del colectivo universitario (estudiantes, docentes y funcionarios). El objetivo del trabajo fue contribuir al conocimiento de la población de la Udelar que utiliza la bicicleta como medio de transporte en Montevideo.

“Estudiamos algunos parámetros de salud de la población universitaria que andaba en bicicleta… Nos interesaba medir y cuantificar la actividad física que realizaban, tanto sea andando en bici como en otro tipo de actividad”, explicó Andrea Cairus. Para ello estudiaron a 101 voluntarios de 8 facultades, a los cuales se le realizó medición de presión arterial (PA), frecuencia cardíaca y antropometría.

Se encontró un uso promedio de la bicicleta de 5,2 días y 309 minutos a la semana, con lo cual el 82,1% de la muestra alcanzó o superó el nivel de actividad física recomendado por la OMS. El estudio concluyó que la distancia promedio recorrida fue de 10 km/día. El ahorro de dinero (63,3%) y de tiempo (47,5%) son las motivaciones más frecuentes para el uso de la bicicleta, aunque no las únicas.