0
0
0
s2sdefault

Costa Rica fue sede de la Reunión Ministerial de la Red Americana de Cooperación para la Salud Electrónica (RACSEL). Se trata de una iniciativa gestionada por la FJR que ha permitido definir estándares comunes para la futura generación de una Historia Clínica Electrónica Regional. 

Los usuarios de los servicios de salud de la región latinoamericana podrían, en el futuro, tener acceso a su expediente digital desde cualquier país de la región. Esta es la pretensión de los países miembros de la Red Americana de Cooperación sobre Salud Electrónica (RACSEL).

El proyecto es promovido por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y ha contado con la activa participación de AGESIC desde su gestación, en conjunto con el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, y el Ministerio de Salud de Chile. Luego de la primera Reunión Ministerial, ocurrida en octubre de 2014, se integraron el Ministerio de Salud de Perú y la Caja Costarricense de Seguro Social.

«Estamos abriendo fronteras y avanzando, poco a poco, en materia de salud electrónica», dijo el doctor Mario Ruiz Cubillo, representante de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ante RACSEL. Cubillo explicó que el proceso de integración implica que los países estandaricen arquitecturas, terminologías, marcos normativos, estándares de interoperabilidad en salud y desarrollo farmacéutico.

Por su parte, Marcelo Morante, coordinador del Área de Gestión de Proyectos de la FJR, aseveró que en el futuro este trabajo permitirá a los usuarios que todas las ventajas que se observan en los expedientes de salud de cada país, sean replicadas cuando se van de viaje.

«Si mañana voy a Panamá y me pasa algo, el médico que me atenderá no sabrá nada de mi historia clínica y no podrá obtener datos. Por ejemplo, no sabrá si soy alérgico o si tengo alguna enfermedad, por lo que si llego a estar inconsciente, deberá hacer una intervención medianamente ‘a ciegas’. Lo que se busca es que la misma facilidad que hoy le implica a un médico dentro de Uruguay tener acceso a mis datos clínicos, la pueda tener un médico de otro país de la región, siempre con mi autorización. Esto permitirá mejorar la atención que los usuarios recibamos», explicó Morante.

Compartir el conocimiento

Durante el encuentro de Costa Rica, los integrantes de RACSEL presentaron cuatro documentos técnicos que permitirán orientar las definiciones técnicas para compartir información clínica entre países en el marco de las Historias Clínicas Electrónicas Nacionales. Los documentos abordan temas relacionados con el marco institucional y normativo, la terminología farmacéutica, los estándares y arquitecturas de interoperabilidad en salud.

Al final de la sesión, se leyó el «Acuerdo de San José», en el que los miembros de la Red se comprometen a difundir el trabajo y los documentos técnicos elaborados entre los países de la región. «Todos los países que hoy se adhieren a ese compromiso empiezan a trabajar con voluntad y esfuerzo para lograr involucrar a más gente, a más países, en este proceso», expresó Morante.

La salud digital en la era de las tecnologías disruptivas, el papel de la eSalud como política pública o estrategia nacional, la información como activo en la gestión de la salud, el estado del arte de historia clínica electrónica en América Latina y el Caribe, y la salud digital como instrumento de acceso con equidad, fueron parte de los temas explorados durante el encuentro.

Lea también:

-Software público made in Latinoamérica
-Uruguay entre los gobiernos digitales más avanzados del mundo