0
0
0
s2sdefault

“Lo que más nos sirvió del Llamado a desarrollo de prototipos es que nos permitió tener un producto para mostrar, porque antes el proyecto estaba en las sombras”, dijo Pablo Brera, uno de los creadores de Mark Robots. Con él conversamos sobre el avance del emprendimiento y el apoyo que recibieron de la FJR. 

Kits de Mark RobotMark Robots es un kit de robótica educativa que se focaliza en hacer lo más sencilla e intuitiva posible la iniciación en este campo. Se trata de robots programables para que los docentes enseñen programación, matemática, lógica y física a los niños, simplificando aquellos aspectos en los que suelen encontrar dificultades.


Un ingeniero eléctrico, Gonzalo Gutiérrez, y dos estudiantes de diseño industrial, Fernando Lema y Pablo Brera, están detrás de este proyecto que fue apoyado por la FJR para realizar su prototipo. Además, con el respaldo de la Fundación, los emprendedores accedieron al apoyo que brinda la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) para realizar la Validación de la Idea de Negocio e ingresaron como incubados a Ingenio. Compartimos una síntesis de la entrevista con Pablo:


¿En qué etapa se encuentra el proyecto actualmente?
Durante el último año pudimos hacer un “mega” testeo del proyecto, porque con el apoyo de la FJR fabricamos el prototipo y con la ANII lo validamos comercialmente. Producimos cuarenta kits, de los cuales entregamos veinticinco a referentes de robótica de todo el mundo, quienes los probaron y nos hicieron llegar sus comentarios.


Por otro lado, desde noviembre de 2017 estamos incubados en Ingenio, institución que nos ayudó a prepararnos para postular al programa Jóvenes Emprendedores de ANII, en el que fuimos seleccionados. Recibiremos US$ 25 mil para ajustar el prototipo al feedback que recibimos de la gente que lo probó.


¿En qué consisten esas mejoras?
Resolveremos algunos detalles finos, como aumentar la autonomía de la batería y trabajar en el redimensionamiento de algunas piezas para que sean fácilmente encastrables. Con eso ajustado, empezaremos a vender a nivel local y luego postularemos nuevamente a la ANII para que nos brinden apoyo para vender al exterior.


Equipo de Mark Robot¿Qué tal fue la devolución que recibieron?
Fue muy buena. Uno de los kits se lo mandamos al fundador de Arduino, una de las empresas de robótica más grandes del mundo, y nos mandó una carta brindándonos su apoyo y abriendo la puerta para que en el futuro Mark sea incluido en los canales de distribución de esta compañía. Eso es una locura, porque la página de Arduino recibe 60 millones de visitas por mes.


¿Qué aspectos resaltarías del apoyo que les brindó la FJR?
Lo más importante es que el subsidio económico nos brindó la posibilidad de hacer las cosas rápido. Por ejemplo, pudimos mandar a fabricar todas las placas a China: allí no hacían el trabajo por cantidades menores a cuarenta placas y para nosotros era inviable cubrir ese costo. Además, la experiencia nos obligó a aprender a negociar aspectos que tienen que ver con el precio y la calidad del producto.


¿Cómo estuvo la experiencia de haber participado en IdM?
Fue super positiva; a los niños y a los padres les encantó. Además, se acercó mucha gente que conocía del tema y quería apoyarnos o conocer más del producto. Por ejemplo, de allí surgieron reuniones con gente de Plan Ceibal y de Sinergia Tech.


¿Recomendarías postular a la edición 2018 del llamado?
Sí, creo que es muy recomendable. Antes de hacer el prototipo, nuestro proyecto estaba escondido, en las sombras. Tenerlo nos permitió mostrar un producto casi final, lo que facilitó que el público entendiera de qué se trata.


¿Qué le dirías a alguien que esté pensando en emprender?
Que siga adelante pese a las fluctuaciones. Habrá momentos en que le irá bárbaro, como a nosotros cuando nos llegó la carta de Arduino, y otros en que parece que todo se cae. Está bueno tratar de ser constante, aunque la suerte de la empresa no lo sea.

Llamado a desarrollo de prototipos 2018


Hasta el 31 de enero hay tiempo para postular a la edición 2018 del Llamado, que brindará hasta $130.000 y asesoramiento especializado a emprendimientos de base tecnológica que requieran validación técnica. Accedé aquí a más información y al formulario de postulación.