Durante tres días, la Facultad de Ingeniería y su Fundación Julio Ricaldoni celebraron la undécima edición de Ingeniería deMuestra (IdM), buscando acercar, compartir y dialogar con un amplio público sobre ingeniería, ciencia, tecnología y mucho más. IdM contó con más de ciento cuarenta stands que fueron visitados por miles personas que se acercaron a pesar de la lluvia. Para la decana, María Simon “este es un momento muy especial para la Facultad”, donde se puede ver el trabajo que se hace en esta casa de estudios.

Mucho para ver

Entre los stands, los visitantes se podían encontrar con maquetas, juegos, robots o realidad aumentada. El Instituto de Física, por ejemplo, presentó “Física a la mano”, donde realizaban experimentos para demostrar las Leyes de la física. Uno de ellos trataba sobre el funcionamiento de la conservación del momento angular. La persona se sube sobre una plataforma giratoria- que permite reducir al mínimo la cantidad de rozamiento- y luego, sostiene una rueda; objeto con un gran momento de inercia. El experimento permite ver cómo a partir de la conservación del movimiento, los visitantes pueden subirse y girar según la orientación que tengan de la rueda que funciona como un giróscopo.

Otro proyecto presente en #IdM2019 fue “Reconocimiento automático de configuraciones manuales propias de la lengua de señas”, a cargo de un grupo de Ingeniería Biológica con sede en Paysandú, que trabajan en conjunto con estudiantes y docentes de Ingeniería Eléctrica. El proyecto consiste en que una computadora puede interpretar el contenido lingüístico de un dato o de una secuencia de datos para hacer reconocimiento de lengua de señas. Por ejemplo, si a la computadora se le presenta una foto o un video, se pretende que esta logre identificar qué seña/as están contenidas allí.

Por otro lado, “Monitoreo no invasivo de la transición del recién nacido durante el alumbramiento” es un proyecto conjunto entre el Instituto de Ingeniería Mecánica y Producción Industrial y personal del servicio de neonatología del Hospital de Clínicas. Se basa en encontrar una manera científica del momento de corte de flujo sanguíneo que un bebé recibe de la placenta al nacer, teniendo en cuenta que desde la medicina se considera beneficioso para el bebé cuando nace, recibir la mayor cantidad de sangre posible. Este corte de flujo sanguíneo no es, en la actualidad, determinado de manera precisa. Los doctores observan que el cordón umbilical va quedando blanco y flácido, y en ese momento lo cortan.

Andrea Caravia, estudiante del IIMPI contó que utilizando la termografía, lograron medir la temperatura del cordón umbilical de manera no invasiva. “Lo que sabemos es que la temperatura se va a relacionar con el flujo de sangre que hay en el interior del cordón” dijo Caravia y agregó “a partir de la foto, armamos una gráfica de la temperatura en función del tiempo, se realizó un modelo del tejido que rodea vasos y arterias que llevan y traen sangre oxigenada al bebé y se ajustó el modelo para que represente lo que se encontró en la realidad”.

Como resultado del caso de estudio, se obtuvo que hubiera sido óptimo para el bebé cortar el cordón umbilical después de los 255 segundos de nacido, en comparación con lo que sucedió realmente, en donde se estuvo casi 10 minutos sin cortar el cordón. “A futuro la idea sería poder hacer todo esto con un solo dispositivo. Que una cámara mida la temperatura del cordón, se analizara la información, el modelo dedujera cuándo se corta el flujo y le avise de alguna manera a los doctores de que puede cortar” concluyó la estudiante.

Música y aplausos

Luego de la premiación (ver proyectos premiados), Ingeniería deMuestra tuvo un cierre lleno de fuerza y energía junto a Latasónica, una banda que utiliza objetos reciclados para crear sonidos originales. El grupo deleitó con su música- que incluía una versión muy original de La Cumparsita-, puesta en escena e interacción con el público.

Por estos tres intensos días, desde la Facultad de Ingeniería y su Fundación Ricaldoni, le damos las gracias a todos los que forman parte de IdM. 

Apoyan: Ministerio de Industria, Energía y Minería y ANTEL

Auspician: LATU, Agesic, UTE, UruIt, ANCAP, ALUR, Administración del Mercado Eléctrico del Uruguay (ADME), Banco República, Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Comisión Técnico Mixta de Salto Grande, Asociación de Ingenieros del Uruguay (AIU), Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) e Intendencia de Montevideo.

0
0
0
s2smodern